El Tribunal Supremo sentencia que un fijo discontinuo no puede optar a la jubilación parcial

La jubilación parcial está destinada a aquellos trabajadores que atienden una actividad a tiempo completo y pasan a desempeñar una actividad a tiempo parcial.

 

El Tribunal Supremo ha rechazado que un trabajador fijo discontinuo pueda acogerse a la jubilación parcial, al igual que los empleados a tiempo completo. Esto ha sido declarado en una sentencia el pasado 29 de abril, teniendo acceso la sala de lo social.

 

Este caso afecta a una trabajadora que lleva en una empresa desde 1996, recibiendo contratos temporales. Entre abril y noviembre de 2019 la demandante trabajó a jornada completa, y en noviembre de 2020 suscribió un contrato a tiempo parcial de un 20% de la jornada, asociado a un contrato de relevo a tiempo completo y de duración indefinida. En noviembre de 2020 solicitó el reconocimiento de la jubilación parcial, la cual fue denegada.

 

El TSJ consideró que no podía considerarse una trabajadora a tiempo parcial, sino a tiempo completo. El Supremo, en cambio, opina que, “no es el tiempo de trabajo al que se pueda someter el contrato de trabajo, sino la actividad con la que se va a atender, que no comprenden todas las jornadas de trabajo durante el año”.

 

Para definir a qué tiene derecho la empleada hay que tener en cuenta las normas que regulan la afiliación y la cotización a la Seguridad Social de los contratos a tiempo parcial. Es cierto que el contrato fijo discontinuo que no se repite en fechas ciertas no es un contrato a tiempo parcial, pero para la Seguridad Social no se trata de un trabajador a tiempo completo, aunque haya sido “asimilado” por el legislador.

 

En conclusión, la jubilación parcial está destinada a aquellos trabajadores que atienden una actividad a tiempo completo y pasan a desempeñar una actividad a tiempo parcial.